Dice un adagio que la «flojera es la madre de los inventos». Pero esto no siempre es así, ya que muchos inventos son producto de un arduo trabajo  de quienes quieren hacer de este un mundo mejor, aunque sí, hay que estar claros, a veces esos que quieren el mundo mejor también quieren ahorra tiempo al hacer cosas.

Un ejemplo de inventos que ahorran tiempo podría ser el control remoto, ese aparato que nos permite ver miles de canales de manera seguida haciendo zapping, y que también ha provocado muchas disputas conyugales por su tenencia.

Hay otros que inventan artefactos eléctricos para combinar la tecnología con la ecología y servir de ayuda a la conservación del planeta, Este podría ser el caso de la empresa Epiphany Labs con sede en Pensilvania, que desarrolló el «Epifanía One Puck», que – según la descripción –  funciona como «una base generadora de energía que conectas al teléfono inteligente a través de un cable USB».

Sin evadir los convencionalismos, este aparato identifica el lado rojo con las bebidas calientes, y el azul para las frías, transformando estas energías en electricidad.

Como no todo es bueno, y menos cuando algo está iniciándose, el problema de este aparato parece ser que  la «compañía aún no sabe cuánto tiempo tarda el dispositivo en cargar la batería del teléfono, ya que puede influir de acuerdo a la temperatura de las bebidas».

Pero mientras la compañía que inventó este cargador de energía para teléfonos ofrece más datos pasemos a otros temas que también tienen que ver con el calor y el frío: las bebidas.

Algo caliente para comenzar el día

Cuando uno habla de una bebida caliente, en el caso de los venezolanos, siempre se piensa en el café, ya sea en la mañana, al medio día o en la tarde, ya que por sus propiedades son pocas las veces que se consume en la noche, a no ser como final de una cena.

El aroma del café es parte de un ritual que muchos venezolanos tienen y es que la fragancia de un café bien elaborado es capaz de despertar a cualquiera  y llevarlo por recuerdos de su infancia, adolescencia e incluso de su etapa adulta.

El detalle está en que el café debe estar bien  confeccionado para que logre ese placer al degustarlo. Para hablar del tema del café quiero referirme  a la importancia que le da mi amiga Yosmar Herrera – directora de Seryhumano.com – a esta bebida, ya que todos los días invita a sus amigos en el Facebook a tomar café a primera horas de la mañana, eso sí, es una invitación digital, así que cada quien esté donde se encuentre puedo tomarlo a su gusto y en la cantidad que desee.

Pero si de tomar café se trata nada mejor que recurrir a los expertos y para ello está Paramaconi Acosta, director/instructor de la Escuela Venezolana del Café, @EsPhotobucketcuelaDelCafe, www.EVC.com.ve,  quien menciona que se debe “Tomar el café en serio” y que en el caso del «guayoyo», típico  de las mañanas venezolanas, su preparación es la siguiente:

“Un litro de agua por 65gr de café. Al hervir el agua, colocamos el café recién molido, removemos para garantizar la correcta humectación del polvo de café y dejamos reposar. Después de 4 minutos, los pasamos por el colador y ya está” eso sí, recomienda que nunca sea recalentado, que siempre sea fresco y recién hecho. Eso sí pero sobre todo, debemos estar claros que a la hora de preparar café, no hay nada mejor que hacerlo entre amigos, sea cual sea el gusto de cada quien o la taza que más les agrade.

La otra cara: La cerveza Fría

Pero si queremos pasar una tarde o una noche entre amigos  nada mejor que compartir una tanda de cervezas frías.

Marcas, tipos y colores de cerveza abundan en el mercado nacional, e internacional, todo con la finalidad de satisfacer nuestro paladar, y aunque  un “maestro cervecero quisiera que siempre fuera amarga, es el público el que determina cuál debe ser el sabor de la bebida,  mediante catas, degustaciones de nuevos productos, tomando en cuenta que ahora las mujeres y los jóvenes también están en la onda de tomar cerveza, que tradicionalmente había sido una bebida para hombres”.

El maestro cervecero Luis Alexander Rojas, de Cervecería Regional – planta Cagua – recomienda tener cuidado a la hora de comprar la bebida porque el principal problema viene por el tipo de almacenamiento que se le ha dado al producto. Por ejemplo, si un lote de la bebida se ha sometido a congelamiento, descongelamiento, y nuevamente se ha enfriado, producto del ahorro o fallas eléctricas, es muy posible que la cerveza no sepa igual porque se habrá variado el proceso de pasteurización, con la temperatura o exposición al sol.

Como recomendación, al momento de servirnos, sea de la lata o de la botella, el maestro cervecero menciona que lo ideal es llenar la mitad del vaso, de unos 250 mililitros. Luego se agita un poco  y se lleva a la nariz para sentir los aromas, siendo el primer olor que destaca la levadura – como si estuviéramos en presencia de pan –  y si está fresca no deberíamos tener la presencia de sabor a oxidado, ni ninguna  desviación.

Ya sea que tomemos café o cerveza para poder cargar nuestro dispositivo eléctrico, o simplemente para pasar un buen rato con los amigos, lo importante es que todo debe ser hecho con medida, olvidarse de los excesos, porque esos pueden conducirnos a lugares donde tal vez no queramos estar, o esa es mi Visión Particular.

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *