1El 6 de junio de 1959, un pequeño Pierre-Emmanuel Taittinger pudo ver por la televisión como una excepción. ¿La ocasión? desde Stuttgart, su padre, Jean Taittinger, había sido elegido para poner el balón a rodar para el juego final de la “Coupe d’Europe des Clubs” (ahora llamada Champions League) entre Real Madrid y Stade de Reims.

CHAMPAGNE TAITTINGER 2Sin bien es cierto que la historia recuerda que Reims fue vencido, aquel Pierre-Emmanuel Taittinger quedó con el recuerdo del juego y lo que significaba: celebración, excelencia, alegría y humanidad.

Ahora, en el Mundial Brasil 2014, Pierre-Emmanuel Taittinger, ahora director de la marca, vuelve a recordar a su padre y siente la emoción del fútbol porque la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) eligió a Taittinger (Brut Réserve) como el champagne oficial de la Copa del Mundo, hecho que representa un hito el mundo del champagne ya que por primera vez en la historia, el máximo organismo de fútbol selecciona esta bebida para servir a los huéspedesCHAMPAGNE TAITTINGER 2 de las zonas VIP y VVIP de sus grandes eventos.

Y como la ocasión lo amerita, Taittinger ha creado un empaque especial – de edición limitada- con una caja blanca y dorada que lleva el holograma de las pelotas de fútbol. Además, la botella incluye en la parte delantera una etiqueta con el trofeo de la copa.

De la Sierra Morena

2Quienes están siguiendo lo que sucede en el Mundial Brasil 2014 han sido testigos en los juegos de México del apoyo que la fanaticada da al TRI al entonar – a todo pulmón – las notas de “Cielito Lindo” un tema musical que se considera el segundo himno nacional de este país.

El origen de “Cielito Lindo” es una mezcla del “mestizaje” andaluz con América, y aunque el autor de este tema es Quirino Mendoza y Cortés, no se puede dejar de negar, como bien lo menciona Arturo Ortega Morán, es el producto de coplas españolas, que el nacido Tulyehualco supo reinterpretar para hacer una melodía que ahora es patrimonio de los mexicanos.

No importa su origen, sino qué hacemos con el producto final, y nadie puede dudar que “Cielito Lindo” tiene alma mexicana y en los estadios se demuestra cada vez que los fanáticos interpretan la letra y música, para apoyar a su selección.

La Cucaracha

Dentro del fútbol, así como en otros ámbitos, conocemos a las personas más por sus apodos, o motes, que por los nombres con los que fueron bautizados.

Muchos pueden reconocer más fácilmente al “Chicharito” Hernández, que a Javier Hernández. 3Resulta que el mexicano se ganó su apodo por herencia, ya que a su padre – Javier Hernández Gutiérrez – lo llamaban El Chícharo y por ello, su hijo es El Chicharito.

En el fútbol mexicano, al igual que en otros países, los apodos pueden estar referidos a animales, como “Borrego” en el caso de Gerardo Torrado; “Cabrito” para Jesús Arellano; “Canguro” para Luis Gabriel Rey o el “Chango” como se le dice a Alfredo Moreno.

4También hay apodos que tienen referencias particulares o personales sobre el jugador y así tenemos a Damián Álvarez, apodado «Enano» por su baja estatura. Aunque muchos de los aficionados rivales le llaman «Chilindrina» por sus arranques contra los árbitros al protestar las faltas. A Néstor Calderón, se le conoce como «El Avión» por su velocidad para pasar de defender a atacar a los equipos rivales. Christian Valdez, es apodado «El Recodo» por gustarle la música de banda. Erick Torres, por ser el más chico del equipo sus compañeros más grandes me comenzaron a decir «Cubo» por su peinado de ‘soldadito’. Juan Carlos Leaño, tiene los apodos de «Cheto Leaño» o «El Patrón» son los apodos más conocidos por ser el hijo del dueño de la UAG.

Pero los apodos no son exclusividad del mundo futbolístico, ni del deportivo, ya que dentro del mundo civil, militar, artístico y político encontramos personajes que se les conoce más por su “mote”, que hasta terminan inspirando canciones.

Un ejemplo es el tema “La Cucaracha”, que todos hemos escuchado algunas vez, y que tiene sus variantes en cada país. Esta melodía tiene un origen hispánico, y ya Francisco Rodríguez Marín, en su libro «Cantos populares españoles», publicado en 1883, recoge una versión de esta canción, con una letra compuesta en la época de las guerras contra los moros.

Pero su versión más conocida, con las estrofas añadidas durante la revolución mexicana, hacen5 referencia a Victoriano Huerta, de quien se decía que era “un viejo malandrín, rastrero, hipócrita, estrafalario, borracho, marihuanero, ridículo y malvado. Lo único bueno que se le podía reconocer en la vida era la excelente marihuana que fumaba de día y de noche.

Tenía el uniforme con eternas manchas de grasa y de vino; despedía un olor a basura y a suciedad antigua; sus bigotes eran lacios, con restos de comida vieja y olor a marihuana rancia.

Huerta caminaba tambaleándose de una manera grotesca porque invariablemente se encontraba borracho además de que era cojo y patituerto. Unos decían que Dios lo había querido perjudicar al crearlo porque sabía de antemano lo malvado que iba a ser; otros afirmaban que el tipo se había vuelto malo al verse tan feo y deforme.

Sea como fuere, Victoriano se las arregló para trepar hasta el poder dejando en el camino un reguero de cadáveres. Sus hazañas incluyeron el asesinato del Presidente Francisco I. Madero y la invitación que extendió a los extranjeros para que invadieran el territorio mexicano”.

El fútbol no solo es para hablar de deporte, también puede ser una excusa para comentar y dar a conocer detalles que no conocíamos, porque como dijo Rebecca MacKinnon, experiodista de CNN y cofundadora de Global Voices Online, “El mejor periodismo [surge de] informar sobre 7historias buscando información, agregando análisis y poniéndolo en contexto de una manera que no está ya en Google”.

Para la comunicadora «el valor real de los periodistas no es la repetición, pero sí el salir al mundo real y encontrar historias que la gente no puede encontrar online. A menudo no se sabe muy bien cuál es la historia hasta llegar al lugar, hablar con la gente de allí y hacer las preguntas correctas. Además, las herramientas de comunicación online, tales como el correo electrónico, pueden no ser lo suficientemente seguras para proteger a tus fuentes”, o esa es su Visión Particular, que comparto totalmente.

Comparte esta publicación