«La lucha contra la pobreza se ve hoy amenazada por los altos precios de los alimentos, los compobrezabustibles y la ralentización económica en América Latina, que ve atónita cómo los países ricos han destinado en tiempo récord enormes fondos para contener su crisis financiera. Y es que reducir los niveles de pobreza extrema y de hambre, el primero de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (OMD) que los países miembros de Naciones Unidas acordaron alcanzar para el 2015, parece una tarea titánica de cara a la situación que hoy afronta el mundo».

Esto lo menciona la Fundación Internacional de Apoyo al Desarrollo Local y Social, FIADELSO, que busca «la dinamización de actividades de desarrollo, tanto en España como en países empobrecidos, mediante la formación de recursos humanos, el Apoyo a la reflexión e investigación sobre el Desarrollo, la realización de proyectos experimentales de Desarrollo Local y de protección al medio ambiente, el impulogo-ong-fiadelso-cabeceralso a políticas y programas de carácter social dirigidos a los sectores más desfavorecidos, y el fortalecimiento democrático e institucional».

La lucha contra la pobreza debe unir voluntades, no solo políticas, sino económicas, empresariales, sociales porque – parafraseando a The Beatles – todos necesitamos un poco de ayuda de nuestros amigos, por eso cuando algunas empresas se unen para combatir la pobreza es necesario dar a conocer esas acciones, que estimulen a otros a participar en el desarrollo de nuestros países.

En Venezuela, específicamente, cinco empresas unieron esfuerzos con la organización TECHO Venezuela, para construir once techoviviendas transitorias.

Estas empresas solidarias con el país son: SC Johnson & Son de Venezuela, Tabacalera Nacional, DHL EXPRESS, General Electric y MercadoLibre Venezuela quienes se sumaron al programa “Construye con tu Empresa” que permite a las compañías no sólo costear, sino también construir, en un fin de semana, viviendas transitorias para familias que viven en pobreza extrema en la comunidad Milagro de Dios II, ubicada en Charallave, estado Miranda.

Techo3«La construcción de las viviendas constituye una de las principales actividades que realiza TECHO para promover el desarrollo comunitario y superar la pobreza. Sin embargo, la organización, que tiene casi tres años trabajando en el país, realiza otro tipo de proyectos en las comunidades junto a voluntarios en edad universitaria y voluntarios corporativos», según se menciona en una nota de prensa de la organización.

La intención de unir esfuerzos entre las empresas y esta ONG es poder ejecutar programas para construir una sociedad justa y sin pobreza.

TECHO Venezuela ha construido – en casi tres años – 166 viviendas transitorias en doce comunidades y ha movilizado a más de 2.500 voluntarios. Además, ha construido un parque Techo1infantil y un espacio de reuniones para los habitantes de Turgua, en el municipio El Hatillo.

TECHO está presente en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Cuenta además con dos oficinas comerciales en Estados Unidos y una en Inglaterra.

La pobreza no es una condición de la que las comunidades deben sentirse orgullosas, sino que deben ocuparse de mejorar y si se cuenta con el apoyo de organizaciones y empresas entonces ha llegado el momento de poner manos a la obra y mejorar nuestro entorno, para dejarle un mundo mejor  a nuestros hijos, y dejar hijos mejor preparados para conservar el globo que llamamos “Casa”, o esa es mi Visión Particular.

  

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *