(Limpiemos las playas que ellas no lo pueden hacer solas)

1Recientemente, la promoción 88 de Comunicación Social de la UCAB hizo su reencuentro. Está demás decir que fueron días de unión y revivir tiempos de estudiantes, ahora con la madurez que da el tiempo.

Aunque no pude participar por estar fuera de Venezuela, no dejé de alegrarme al ver las fotos que compartieron los colegas y amigos en las redes sociales, pero lo que más llenó de satisfacción  – en la distancia – es que no solamente fueron unos días de esparcimiento en Tacarigua de La Laguna y pasarla bien entre amigos, sino que también hubo un momento para pensar en el bien común y recordar que el lugar donde estaban no es de ellos, sino de toda la humanidad.

2Ese pensar en los otros, llevó a este grupo a organizar antes de su partida una jornada de limpieza, y así lograron llenar varias bolsas con desperdicios – de ellos y de otros más – para dejar el lugar limpio para otros también puedan disfrutar de las playas.

Ese querer dejar el lugar limpio para otros, pensando en quienes vendrán luego a disfrutar este paisaje, es algo que se llama Responsabilidad Social y todos – en la medida de nuestras posibilidades – debemos involucrarnos en acciones que representen un apoyo a la colectividad.

Si eso ese pueda hacer en pequeña escala, con un grupo de amigos, colegas o familia, imagínense lo que una empresa puede hacer por mejorar su entorno.

Esto es lo que hizo el voluntariado Ford en la Bahía de Patanemo en Puerto Cabello, al para participar en la jornadaDía Mundial de las playas 2 de limpieza en el marco de la celebración del Día Mundial de las Playas.

La empresa contó «con 200 Voluntarios entre trabajadores y familiares, quienes equipados con guantes, gorras, bolsas y una fuerte dosis de entusiasmo y compromiso se sumaron en la recolección y clasificación de desechos sólidos como por ejemplo: plástico, vidrio, cartón y aluminio entre otros», de acuerdo a  la nota de prensa enviada por Burson-Marsteller Venezuela.

Según este material de prensa «los resultados de la jornada de limpieza y recolección de desechos dio un total de 648 kilogramos de basura, segregados de la siguiente manera: 90 kilogramos de plástico y sus derivados; 333.50 kilogramos de vidrio; 71,50 kilogramos de metal; 153 kilogramos en basura común y desechos orgánicos. Logrando un total de 96 bolsas recolectadas».

Pero además de recoger los desperdicios, y  96 bolsas es como una muestra de lo despreocupada que puede ser la gente a la hora de abandonar las playas sin importarles en medio ambiente, la actividad del voluntariado de Ford incluyó un «mensaje ecológico y conciencia en pro de cuidar y mantener el medio ambiente».

¿Para qué un Día Mundial de las Playas?

El descuido y la falta de atención que se evidenciaba en 1986 en materia de conservación de la ecología marina, provocó que el Centro de Conservación Marina de los Estados Unidos decidiera dedicar un día para que los seres humanos entrarán en razón y entendieran la importancia de evitar una catástrofe ecológica.

Día Mundial de las playas 3Por el ello, el 18 de septiembre se celebra el Día Mundial de las Playas, con la intención de «concientizar y sensibilizar en defensa de la naturaleza y concretamente en el cuidado de las playas».

En Venezuela, la jornada del Día Mundial de las Playas es una iniciativa promovida por la Fundación para la Defensa de la Naturaleza (FUDENA) para contribuir a la conservación de los ambientes costeros marinos, lacustres y fluviales del país.

Si los colegas y amigos de la promoción UCAB 88 y el voluntariado de Ford están haciendo algo por ayudar al medio ambiente, ¿qué pasos podemos tomar nosotros como grupo empresa o sociedad para apoyar al único planeta tenemos?, ¿Estamos siendo parte de la solución o – por el contrario – somos parte del problema?, cada quien debe responder esta inquietud, porque esta es sencillamente mi Visión Particular

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *