Dentro del género cinematográfico fantástico, muchos rollos han sido inspirados por la literatura, desde hace miles de años los versos épicos, las fábulas y textos sagrados, brindaron las bases en el universo de la imaginación.

El filme The Lost World (1925), basado en la novela homónima de 1912 del célebre escritor y médico británico Arthur Conan Doyle, quien fuera también el creador del  detective de ficción Sherlock Holmes, fue rodada en los tiempos silentes del cine, la música -que era interpretada en vivo-, corrió a cargo del compositor y pianista estadounidense de origen checo Rudolf Friml, y si ustedes son admiradores de la saga de Jurassic Park, este rollo ya contaba la historia de unas tierras desconocidas donde aún existían dinosaurios.

Algunos otros iniciales aportes dentro de este género cinematográfico son: Nosferatu, el vampiro (1921) de F.W. Murnau, King Kong (1933) de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack o Blancanieves y los siete enanitos (1937) de Walt Disney, cintas donde la música es indispensable para recrear aquellas historias, mundos exóticos, personajes o criaturas fantásticas. Es por este motivo, que te compartimos nuestra selección sobre a lo que nuestro parecer, son las mejores cinco bandas sonoras originales con fantasía épica.

  1. Die unendliche Geschichte (1984. Alemania Occidental, Reino Unido y Estados Unidos)

Conocida en Hispanoamérica con el título de La historia sin fin, esta adaptación fílmica basada en el libro del escritor alemán Michael Ende, lanzado en 1979, relata como “la nada” busca destruir el mundo de la fantasía, lugar que es rescatado por un niño de 10 años llamado Bastian Baltazar Bux y toda la trama converge en las letras de un mágico libro.

La cinta fue dirigida por el cineasta alemán Wolfgang Petersen, quien fue criticado por el autor de la novela, en la cual se basa el rollo, por no mostrar muchos aspectos de la historia. Mientras que la música, contó con la inspiración sincopada germánica del saxofonista y compositor Klaus Doldinger, en compañía del productor y compositor italiano Giorgio Moroder, innovador de la música disco con el uso de sintetizadores y secuenciadores en los setenta.

Otro ingrediente en la musicalización de La historia sin fin, fue que a mediados de los ochenta, un género musical era el que dominaba la escena… el pop, por lo que fue invitado el ícono popero británico Limahl para interpretar el tema principal de esta cinta: «The NeverEnding Story».

  1. Harry Potter (2001 – 2011. Reino Unido y Estados Unidos)

Serie cinematográfica integrada por ocho películas, realizadas con base en las siete novelas de la autorabritánica J. K. Rowling. La dirigieron cuatro cineastas, inicialmente se contempló a Steven Spielberg, pero fue Christopher Joseph Columbus quien lideró las dos primeras producciones; la tercera película de esta saga, estuvo a cargo del mexicano Alfonso Cuarón; Mike Newell realizó la cuarta; finalmente, las últimas cuatro entregas las dirigió el cineasta británico David Yates.

La música  también contó con diversos creativos de los sonidos incidentales: John Williams, nombre que es todo un referente en los ecos cinematográficos y quien grabó lo que se considera el “lado A” o las principales piezas de esta mágica serie fílmica; Patrick Doyle, incluyó varias danzas barrocas, valses, marchas, himnos y temas de acción; Nicholas Hooper, brindó composiciones más sencillas y atmosféricas, resaltando el lado obscuro de la trama; y Alexandre Desplat, musicalizó los últimos largometrajes, los cuales fueron parte 1 y 2 de las Reliquias de la Muerte.

  1. The Wizard of Oz (1939. Estados Unidos)

Bajo el cobijo de la firma Metro Goldwyn Mayer, la adaptación en las letras de L. Frank Baum de su obra El maravilloso mago de Oz (1900), esta joya del cine dirigida por Victor Fleming y protagonizada por la espectacular cantante, bailarina y actriz Judy Garland, como la huérfana Dorothy Gale, fue reconocida por su uso del Technicolor, narración fantástica, partitura musical y personajes inusuales, es considerada Memoria del Mundo por la Unesco, mejor película de fantasía por el American Film Institute y contó con seis nominaciones en los Premios Óscar, obteniendo solo dos estatuillas a “Mejor Tema Original” y “Mejor “Banda Sonora”.

El tema «Over the Rainbow» con música de Harold Arlen y letra de Yip Harburg, inmortalizado en voz de Garland, es la número uno en la lista de «Canciones del Siglo» de la Recording Industry Association of America y la National Endowment for the Arts. Mientras que el arreglista y director de orquesta Herbert Stothart, compuso la banda sonora que integró grandes piezas como: “In the Shade of the Old Apple Tree», «Gaudeamus Igitur» y «Home! Sweet Home!».

El musical fílmico El Mago de Oz, le costó cerca de tres millones de dólares a la MGM, su estreno fue un fracaso en taquilla pero actualmente pertenece a la nobleza de las películas de culto.

  1. The Lord of the Rings (2001 – 2003. Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda)

La genialidad fílmica de Peter Jackson, llevó a la pantalla grande a los épicos personajes literarios de J. R. R. Tolkien, en una trilogía ganadora de diecisiete Premios Óscar, diez Premios BAFTA y cuatro Globos de Oro.

La banda sonora fue interpretada por la Orquesta Filarmónica de Londres, donde colaboraron artistas de la talla de Ben Del Maestro, Enya, Renée Fleming, Sir James Galway y Annie Lennox, bajo la batuta del compositor y saxofonista canadiense Howard Leslie Shore.

Sonidos de paisajismo, ambientes líricos mitológicos y emociones audibles a cada uno de los personajes, dieron cinco estatuillas Óscar al departamento de audio, sonido y musicalización a la saga de El Señor de los Anillos.

  1. Fantasia (1940. Estados Unidos)

Cerca de 85 millones de dólares ha recaudado este musical del séptimo arte, donde composiciones de Bach, Tchaïkovski, Stravinski, Beethoven, Ponchielli o Schubert se entrelazan con las caricaturas de Walt Disney, otorgando un animado homenaje a la música clásica.

En total fueron nueve directores los que realizaron esta película, siete secuencias que ilustran ocho fragmentos de algunos clásicos en la lírica de cámara, dirigidos por Leopold Stokowski con la Orquesta de Filadelfia. Logró un reconocimiento especial por la New York Film Critics Circle Awards, dos Premios Óscar honoríficos, un lugar en la National Film Registry, y en el 60 aniversario de esta cinta, se lanzó su secuela Fantasía 2000 (2000), que incluyó el segmento borrado del filme original “Clair de Lune” de Claude Debussy.

Varias generaciones recuerdan esta cinta, pero tal vez la secuencia que detalla la fantasía es cuando Mickey Mouse como “El aprendiz de brujo”, toma el gorro mágico del brujo Yensid, donde las escobas bailarinas llevan cubos de agua e inundan el sitio. Además, este rollo no basó su lírica en un guion, aquí la historia se desarrolla conforme a la música.

Glen Rodrigo Magaña

@HomoEspacios / @glenrod85

Comparte esta publicación