Y sorprende verlo.

La icónica imagen del pizzero introduciendo o sacando la pizza del horno.

Esa que evoca comida italiana de la auténtica, masa sabrosa, ingredientes caseros y gusto del bueno.

Lo ves, al pizzero, justo al entrar al restaurante italiano Lazzaroni.

Y te llama la atención la entrañable escena en medio de esa decoración preciosa, llena de color, con materiales distintos (mármol, baldosas, sofás forrados en telas de diferentes colores), techos altísimos y toques vintage. Sorprende la mezcla.

Tradición y novedad.

Elegancia y un poco de canallismo.

Y en medio de aquel decorado me recibe Salvatore, uno de los artífices de este restaurante abierto hace poco en Majadahonda, en el centro comercial Monte del Pilar..

Él y Darío son los creadores, nuevos en este local, pero con toda una trayectoria detrás en el mundo de la hostelería en España.

Porque son napolitanos pero llevan más de 20 años aquí.

Te presento Lazzaroni Trattoria.

Restaurante italiano Lazzaroni

Por qué te recomiendo Lazzaroni, restaurante italiano

Fui invitada a probar este restaurante por su reciente apertura.

Al llegar me gustó el amplio espacio de la terraza en la entrada.

Ahora que empieza el buen tiempo, está genial para disfrutar el sol sentado a su mesa. Me contaron que esta primavera planean hacer eventos como música en directo para ofrecer su carta de copas y cócteles.

Al pasar la puerta Salvatore recibe a los clientes con una sonrisa, les da la bienvenida y los invita a continuar al salón.

Mientras, quien ha ido a comer y es curioso como yo se queda admirado observando todo: los colores que te mencioné antes, los detalles, el sofá retro, las sillas con diferentes diseños, las servilletas a cuadros blancos y negros, el rojo y el verde y las lámparas con plantas.

El horno haciendo y haciendo pizzas, fabricado por la familia Medaglia de Nápoles, expertos con más de 250 años de experiencia en su sector, y traído hasta aquí.

Y después, escoger qué tomar entre las opciones de la carta con platos italianos y mediterráneos en general. Un momento complicado.

Nosotras nos dejamos aconsejar y comenzamos con un tartar de pomodoro. stracciatela de burrata y pan sardo, natural y con tinta de calamar; seguimos con una pizza margarita (la original de Nápoles) con queso gorgonzola y terminamos los platos salados con raviolo lucariello, relleno de pulpo y menta, y salsa de tomatitos lucariello.

Tartar de pomodoro. stracciatela de burrata y pan sardo

Pizza margarita con gorgonzola

Raviolo lucariello

Tiramisú (Imagen: Lazzaroni)

Sidra italiana Hoila

El primero estaba delicioso por su sabor a tomate con sabor (valga la redundancia, ya sabes que a veces son plástico), la suavidad intensa del queso y el crocante del pan.

El segundo era tostada y tierna, auténtica pizza italiana.

El tercero fue mi favorito.

Y de postre un tiramisú como Dios manda. Si eres de los que siempre pide este dulce cuando lo ves en una carta no dudes en probarlo en Lazzaroni.

La bebida también fue inesperada, una sidra italiana llamada Hoila refrescante y ligera.

Y al terminar, la despedida.

Salvatore te espera de nuevo en la puerta, pregunta cómo te fue y con una sonrisa te desea una buena tarde.

Es el anfitrión de su casa, el que está a gusto con el trabajo que escogió como medio de vida, el que está feliz si sus comensales disfrutan su comida. El que hizo que mi experiencia en Lazzaroni fuera muy muy positiva. Tienes que probarlo.

Y si ya los has hecho, te espero en los comentarios.

El horno de Lazzaroni

La barra de Lazzaroni

Aperitivo de focaccia

Detalle de una mesa en Lazzaroni

Una mesa en Lazzaroni

Otra mesa en Lazzaroni

La decoración de Lazzaroni

_______________________

Lazzaroni Trattoria

Calle Veneros, 8. Centro Comercial Monte del Pilar. Majadahonda

Reservas: 912 68 07 34

________________________

Laura Elena Vivas

@lauraelenavivas

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *