Vengo de tradición jesuita, pues estudié tanto la secundaria como la universidad en instituciones dirigidas por la Compañía de Jesús así que algo del tema sé, por eso conocer sobre la expulsión de los jesuitas de Chile me parecía un tema interesante de conocer y más si venía de una agrupación teatral.

El recién finalizado Festival Internacional de Teatro «Relevos», saberes escénicos iberoamericanos, trajo a Jujuy a la agrupación chilena Tryo Banda, que ya estuvo en la provincia con la historia de «La Tirana», para contarnos en esta oportunidad sobre «La Expulsión de los Jesuitas», obra que se presentó en sala mayor del Teatro Mitre.

De esta agrupación destaca la utilización de la técnica de los juglares- algo característico de ellos y que le da un gran colorido a sus obras –  donde la música, el canto y la expresión corporal son elementos que ellos ponen en escena para contar la historia de una manera más entretenida.

En este montaje se hace un recorrido por la vida activa de los jesuitas en Chile desde su llega en 1.593 hasta su expulsión en 1.767, centrando las acciones en 5 actores que hacen variados personajes que incluyen a los jesuitas, españoles, una mujer, un mestizo y un mapuche, todos con roles protagónicos para contar de una manera jocosa, con toques de payasos o clown, pero con mucha reflexión para contar esta parte de la historia del país vecino.

La intención de los jesuitas era evangelizar a los nativos y ser intermediarios entre los españoles y los criollos para la convivencia, generan do paz y prosperidad – principalmente económica – y al parecer tan bien lo hicieron, sobre todo en la parte de riquezas, que las intrigas con el Rey, la  Reina, el Primer Ministro, los miembros del Consejero Militar y los curas Dominicos, confabularon para «expulsar a los jesuitas de Chile y América, bajo todo tipo de acusaciones, pero principalmente interesados en resolver la constante bancarrota de la corte rematando los innumerables bienes jesuitas en el nuevo mundo».

Los juegos de palabras en los textos, de este montaje dirigido por  Andrés del Bosque, son parte de la trama que atrapa al espectador que ve cómo la historia antigua puede tener similitudes con lo actual  (por ejemplo el sometimiento español que puede ser de otro país ahora y la desigualdad de entonces, que aún se mantiene vigente) y eso lo hace más entretenido, junto a las canciones que mezclan estilos que van desde el polifónico, al barroco, con cumbia y hasta rock.

A diferencia de su anterior montaje, en esta oportunidad no utilizan marionetas en sus escenas, lamentablemente, y toda la acción la ejecutan los actores que demuestran que son virtuosos en diversas disciplinas y son dignos representantes de los juglares de antaño.

Con la presentación de Tryo Banda en Jujuy el público tuvo la oportunidad de ver buen teatro internacional, gracias a la iniciativa de los organizadores de este festival – dirigido por Mónica Yuste García – que ofreció destacadas producciones de Latinoamérica que de otra manera sería difícil de poder ver en la Provincia.

El mensaje final de la obra es que pese a que Chile ve como expulsan a los jesuitas, estos dejan en la población la semilla de la liberación de la corona española, para que sean los propios habitantes de esta tierra los que decidan sus destinos, para bien o para mal.

La historia puede ser algo difícil o aburrido de enseñar, por eso el teatro es una herramienta pedagógica que deberían utilizar más los docentes, Tryo Banda tiene materiales para los docentes, así los alumnos comprenderían mejor lo que nos ha pasado como sociedad y estaríamos ganando más espectadores para las artes escénicas, así que esa es una propuesta para quienes tienen la tarea de instruir desde las instituciones educativas, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

 

 

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *