La declamación tiene mucho de teatro, pues es una interpretación del texto escrito para no solo ser leído – como la poesía – sino para ser disfrutado desde la voz de quien lo recita y quien lo hace palabra sonora tiene que interpretar lo que el autor buscó transmitir.

IMG_9627 (Copiar)

El lugar ideal para una velada de declamación es una tertulia, un encuentro con el arte y la poesía, pero como eso cada vez es más difícil, por el ritmo en que vivimos, es necesario a veces convocar a los espíritus para unirnos en la comunión de escuchar al otro decir aquellos versos que tal vez nuestra alma está buscando y no sabe dónde hallarlos.

IMG_9686 (Copiar)

Como no solo de alimentos vive el hombre, tres expertas declamadoras jujeñas decidieron ofrecer un espectáculo de algunas declamadoras que vienen la misma escuela, el conservatorio »Clementi», que aunque hoy no existe, marcó una época en María Florencia Álvarez Prado, América Rosa Alurralde de Leona y Adriana (Muchi) Campos, quienes después de 25 decidieron reunirse ante un público porque sienten que la declamación es parte de sus vidas, por el amor al lenguaje, a las palabras, a la belleza y la precisión.

El Aplazado (Baldomero Fernández Moreno)

(Adriana (Muchi) Campos)

El encuentro fue en el Centro Cultural El Tizón, donde amigos y amantes del arte, se dieron cita para escucharlas interpretar versos de Baldomero Fernández Moreno (El Aplazado), de Federico García Lorca (Romance de Luna), de Alfonsina Storni (El Clamor, Balada rítmica para un viajero y Romance a la Venganza). También estuvo presente el poeta Nicolás Guillén con Canto Negro en la voz de María Florencia Álvarez Prado.  

IMG_9680 (Copiar)

Como mencionó América Rosa Alurralde de Leona la dificultad de la declamación está, entre otras cosas, en que primero se deben conocer muy bien los significados de las palabras que contiene el poema y luego hay que entender el mensaje que quería transmitir el autor para volcarlo en el escenario, además de tener algo de actor y – principalmente – no tener miedo escénico.

Romance de la Luna (Federico García Lorca)

María Florencia Álvarez Prado

Tres poemas de Juana de Ibarbourou fueron interpretados por estas declamadoras. Implacable fue interpretado por América Rosa Alurralde de Leona,  La Higuera se escuchó en la voz de Adriana (Muchi) Campos y María Florencia Álvarez Prado declamó «El vendedor de naranjas».

IMG_9634 (Copiar)

El repertorio declamado incluyó a autores como Evaristo Carriego (Tu Secreto), Maruja Campos (Quebracho Colorado), Rafael de León (Así te quiero y Profecía); del maestro  Astor Piazzolla y Eduardo Ferrer (Balada para un loco, donde Adriana (Muchi) Campos no solo interpretó los versos como una representación sonora sino que cantó partes de este tango.

El Clamor (Alfonsina Storni)

América Rosa Alurralde de Leona

Una noche con muchos aplausos, amigos, una puesta en escena que parecía para una lectura dramatizada teatral y la presentación de Ildiko Nassr, quien fue la maestra de ceremonia, para una velada con mucho sentimiento y lecciones sobre lo que es la declamación, un arte que tal vez esté perdiendo vigencia, pero que en Jujuy tiene un lugar para desarrollarse, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Comparte esta publicación


1 comentario

Arita Alurralde de Leona · 7 septiembre, 2016 a las 9:39 PM

Fue una noche hermosa, donde después de mucho tiempo estar enfrente de tantos espectadores fue sentir que soñaba. Estar compartiendo escenario con María Florencia y Muchi fue espectacular. Gracias a TODOS. a María Florencia que fue la gestora de este evento, sin vos Florcita esta no hubiese sido posible a Muchi querida. A mi amada familia. A los bellos jóvenes del Centro Cultural Tizón que impulsaron esta actuación. Y a Francisco Lizarazo por esta nota. A todos GRACIAS. GRACIAS DIOS MÍO POR TSNTA FELICIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *