Más de trecientos kilómetros de costa, el estado con el mayor número de playas categoría de excelencia, decorado Foto 1 slide pag inic slide art semcon artesanía Huichol, el sabor marítimo en sus delicias gastronómicas, un pacífico respiro pintado con atardeceres de ensueño, hippies con estilo, dorados arenales, agitación nocturna y otros íntimos secretos… es parte de lo que encierra la Riviera Nayarit.

Algunos de sus edenes son: Nuevo Vallarta, con sus grandes complejos hoteleros, campos de golf y vida nocturna; Punta Mita, el lujo nayarita donde te puedes encontrar algunas celebridades; la quietud de Chacala, entre una abundante vegetación selvática; San Blas, con su nostálgico embarcadero; las hermosas Islas Marietas, o el pintoresco poblado de Bucearías.

Complejo seleccionar a dos bellezas naturales de esta costera del Océano Pacífico enclavada en la Sierra Madre Occidental, en esta ocasión, nuestra elección fueron los mágicos arenales de Sayulita y San Francisco.

Sayulita… ensueños del surf

Foto 2 slide art semCuentan que eran más de cien mil antepasados indígenas distribuidos en cuarenta poblados que habitaban las costas nayaritas, eso hasta que el peninsular Fernando de Cortés de San Buenaventura, llegó a estas playas habitadas por los Tecosquines en 1524.

Virginal, con tan solo unas cuantas cabañas, la comunidad de cocoteros a inicios del siglo XX trabajaba el aceite del “coquito” en la legendaria Hacienda Jaltempa, para obtener el viscoso líquido, los trabajadores respiraban un tóxico polvo que arrancó muchas vidas en aquellos ayeres. En la década de los cuarenta, la producción del aceite de coco disminuyó notablemente y sus habitantes recurrieron a la pesca, así como a la agricultura, y fue hasta 1965, con la construcción de la carretera La Varas – Vallarta, que el desarrollo turístico inició en Sayulita

Relajación con elegancia hippie, surfistas de todo el mundo para un certamen veraniego, la leyenda del Dios de las olas “Oz”, el alivio de un atardecer que en verdad estremece,  montar a caballo a un costado del mar, avistamientos de aves en el Cerro del Mono, un recuerdo huichol o cora, bellas piezas en plata o el espectáculo marítimo de la ballena gris, son algunos de los motivos para visitar este Pueblo Mágico.

La noche anuncia sus desvelos, la causa… las mujeres, que con su piel cobriza atraen a los vagabundos caballeros a distintos bares o clubs playeros, que con un poco de suerte encontrarán, en sus entretelas, un mejor amanecer con la lírica oceánica.

San Pancho… artístico secreto rivereño

En 1524, tras la llegada de Fernando de Cortés, San Francisco o cariñosamente llamado “San Pancho”, era Costado foto 1conocido originalmente como Azapan, y en 1936 con la fundación de Sayulita, es que esta localidad recibe el nombre que actualmente conocemos.

Paraíso oculto de Nayarit, San Francisco es catalogado como destino cultural en esta Riviera, cuenta en su Casa de Arte con la famosa galería Haus de Kunst, entre otras exposiciones, así como una gran variedad de artesanías huicholes

Las desoladas playas con aroma floral de este rinconcito tropical, son una excelente opción para desconectarse del caos urbano, visitar sus hermosos manglares en kayak, relajarse en su pequeña laguna o recorrer en lancha las hermosas Islas Marietas, son algunas de sus atracciones.

Otras delicias que puedes saborear en “San Pancho” son: el Pescado Zarandeado, Aguachile o la famosa Lisa tatemada en leña de mangle, que te dejará chupándote los dedos.

Además, este artístico secreto nayarita será la sede del Swing Break México -primer festival dedicado a ese lírico género hot- que del 5 al 12 de marzo contará con clases de lindy hop, podrás disfrutar diversidad de tacos, cocktails al atardecer y fiestas nocturnas al aire libre con el sonido de grandes bandas como la Swing México Jazz Band, así como con la increíble multiinstrumentista, cantante y bailarina Gunhild Carling, quien puede tocar tres trompetas al mismo tiempo.

Glen Rodrigo Magaña

@HomoEspacios / @glenrod85

 

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *