Memorias de tiempos donde los programas tenían calidad en sus contenidos, se preocupaban por dejar algo Foto 1 slide pag de inic slide art semsignificativo a su público, creativos forjados por ideales más que por materia, realizadores comprometidos en encontrar al ser humano y no solo a la figura bonita, guionistas que sentían la pluma, los apasionados, rebeldes, ¡locos! que anteponían la esencia o el talento, a la cifra… ellos, los que hacían la magia de la televisión, los que lucharon para evitar la contaminación de las televisoras comerciales, así como el bombardeo desinformativo que tanto hastía.

La conveniencia mediática que fomenta el letargo sociocultural, afectaciones tan notorias como hacer ídolos de personas que envenenan nuestra patria, el titiritero mercadológico, los autómatas laborales, la extinción del contacto humano por el enajenamiento tecnológico, la evolución de la insensibilidad y la crisis… de lo fundamental.

Letras… al aire, mejor comencemos este recorrido por tres series retro que iluminaron la pantalla chica y que aún, guardamos en el recuerdo.

The Wonder Years (Estados Unidos. 1988 – 1993)

Foto 2 slide art semEscuchar el tema de la dupla Lennon-McCartney “With a little help from my friends”, interpretado por la ronca voz del músico de rock, blues y soul británico Joe Cocker, es remontarnos a aquellos… Los Años Maravillosos.

Nostálgica serie televisiva estadounidense, contó con 115 capítulos dentro de sus seis temporadas bajo el sello de la ABC y transmitió su primer capítulo el 31 de enero de 1988.

Creativa, con una banda sonora emotiva y un reflexivo guion, esta joya de la televisión norteamericana describe con gran destreza los sentimientos, enaltece los valores humanos, posee un discurso interno único y define a detalle el transitar de un niño a la juventud.

Ubicada en el periodo de 1968 a 1973, la serie relata la historia del adolescente Kevin «Kev» Arnold (Fred Savage), un chico de los suburbios de Estados Unidos enamorado de Gwendolyne «Winnie» Cooper (Danica McKellar), que experimenta las lecciones de vida en la etapa de secundaria y preparatoria, acompañado de su familia, así como de su mejor amigo Paul Pfeiffer (Josh Saviano).

Transmitida en más de quince países, Los Años Maravillosos fue creación del productor de televisión y escritor Neal Marlens, en conjunto con el escritor y cineasta estadounidense Carol Negro, narrada por la voz de Daniel Stern en la versión original y el mexicano Mario Castañeda, en su doblaje al español latinoamericano. En total, esta televisiva comedia dramática ganó 22 galardones y obtuvo 54 nominaciones, al destacar un Globo de Oro en 1989 a “Mejor serie” y cinco premios Emmy.

Momentos… fueron muchísimos los que quedaron en el recuerdo de los televidentes, pero uno de los más significados, fue ese primer beso entre Kevin y Winnie, sentados en una roca del bosque Harper en el inaugural capítulo de esta gran serie, que curiosamente fue también el primero en la vida de la actriz Danica McKellar, así como el último beso de estos enamorados, que no lograron terminar juntos.

Los Años Maravillosos tocaron los corazones de varios de nosotros, nos hicieron reír, ver el reflejo de nuestras actitudes ya seas padre, hermano, amigo o un ciudadano del mundo, y si acaso eres veinteañero o acudes a la secundaria, definitivamente esta serie es para ti, como lo mencionara el narrador al final: “Los recuerdos de la niñez permanecen y lo curioso es que después de todos estos años, aún lo recuerdo… maravillado”.

Alfred Hitchcock Presents (Estados Unidos. 1955 – 1989)

Dirigida por el maestro del suspense, Alfred Hitchcock Presenta realizó 360 episodios divididos en tres periodos: laFoto 3 slide art sem serie original de 1955 a 1962, de 1962 a 1965 realiza The Alfred Hitchcock Hour y años después de su muerte, la NBC lanzó cuatro temporadas con nuevas versiones de la serie original de Alfred Hitchcock Presents.

Algunos se acordarán de aquellas pintorescas entradas que Hitchcock realizaba, como una chica quitándose el vestido detrás del gran cineasta inglés, atado en medio de una hoguera a punto de incendiarse o dando dirección a las cámaras y al levantarse cae una de las luces del estudio sobre su silla.

En fin, la serie de esa frondosa silueta dibujada ante la cámara, fue clasificada dentro de los cien mejores programas de televisión por la Writers Guild of America por su formato de anthology series, el cual presenta una historia y reparto diferente en cada capítulo.

Reconocido por el tema “Funeral March of a Marionette” del compositor francés Charles Gounod, esta serie norteamericana mantenía a los espectadores en sus lugares, entre sus elementos dramáticos, misterio y thrillers psicológicos, Hitchcock dejaría su huella en la televisión tanto en blanco y negro como a color con la firma de la CBS y la NBC.

Sir Alfred Joseph Hitchcock falleció un 29 abril 1980, pero su legado como director de cine, productor y creativo, ha servido de inspiración a varios profesionales de la imagen en movimiento.

The Twilight Zone (Estados Unidos. 1959 – 1964)

“Estamos viajando hacia una dimensión, distinta a la del mundo de la visión y del sonido, el reino maravilloso de la imaginación… la Dimensión Desconocida”

Foto 4 slide art semEran las palabras que formaban parte de la entrada en esta serie, acompañadas con la música del compositor estadounidense Bernard Herrmann, que también musicalizara varias películas de suspenso.

Cinco temporadas en la serie original que sumaban 158 episodios, de las cuales 92 capítulos surgieron de la pluma del guionista y productor de televisión estadounidense Rod Serling, quien fuera el creador de La Dimensión Desconocida, dieron origen a la ciencia ficción televisiva.

Fantasía, suspenso y algunos elementos futuristas, otorgaron su fama a este programa; expuso temas censurados en aquel tiempo, como la guerra nuclear, histeria en masa o un gobierno dirigido por robots y en el 2013, la famosa revista TV Guide los clasificó como el número cinco en su lista de los sesenta dramas más grandes de todos los tiempos.

La serie original de 1959 a 1968, fue producida por la Cayuga Productions y considerada por la crítica, como la mejor; de 1985 a 1989 para CBS, se lanza el primer revival, a cargo del cineasta estadounidense Francis Ford Coppola; el 19 de mayo de 1994 debuta con una función de dos horas para CBS Twilight Zone: Rod Serling’s Lost Classics y el intento de un segundo revival, solo se realizaron dos capítulos en el 2012.

Glen Rodrigo Magaña

@HomoEspacios / @glenrod85

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *