Cuando los hacedores de teatro están en su proceso de creación, de búsqueda del mensaje, de la propuesta escénica, en muchos casos olvidan pensar también en el público y en el espectador, porque no son la misma cosa. Así que hay que crear nuestra audiencia o enseñarla a ver lo que está frente a ellos.

Gustavo Geirola

Gustavo Geirola,  director y crítico de teatro argentino que vive, investiga y escribe desde hace muchos años en Estados Unidos, estuvo en Jujuy para ofrecer la conferencia «la Construcción del Espectador», en la Casa de las Letras, que coordina Meliza Ortiz, con motivo de los 10 años de creación del grupo A.D.N (Arte de Nosotros), que dirige Sergio Díaz Fernández.

Sergio Díaz Fernández dando la bienvenida a la conferencia

Utilizando el psicoanálisis, aunque aclara que él no lo es psicoanalista, Geirola dijo, entre las muchas cosas que mencionó esa noche frente a un público mayoritariamente conformado por estudiantes de teatro, que el público es lo que podríamos llamar la masa, aquel que va al teatro a divertirse, o tal vez obligado, y que puede o no entrar en el juego que le plantea la producción. Mientras que el espectador es aquel que no solo acepta la invitación a creer aquello que ve, sino que se hace parte y puede generar críticas, opiniones de acuerdo a su propia experiencia e interpretación.

Ahí radica el punto central de una representación, en lograr que el espectador pueda generar un discurso propio de lo que vio y sintió. Aunque hay que reconocer que existen diferentes tipo de directores que asumen distintas posiciones  frente a lo que se llama espectadores o público. Para unos no importa el que los ve, el arte es arte y si entendió bien y sino es su problema. También está en director que se preocupa por quien está frente a ellos, quiere motivarlo, inspirarlo o simplemente sacudirlo, si eso es posible.

Volviendo al tema del psicoanálisis, basado en las enseñanzas de Jacques Lacan, para Geirola el teatro no ofrece soluciones, pero sí plantea muchas preguntas obligando a quien ve un espectáculo y – por supuesto – a quienes participan de él a buscar sus propias respuestas, porque así es la vida, los resultados a nuestras inquietudes no vienen del exterior sino de uno mismo.

Durante su charla en la Casa de las Letras, el crítico y catedrático habló de su larga experiencia dentro del teatro universitario y lo que lo estimula en sus montajes, que no se basan tanto tanto en el texto, sino en la puesta que se genera a partir de las desinhibiciones de sus alumnos que a lo largo del semestre «desnudan» sus almas para encontrar aquello que no sabían que tenían perdido, lo que hace más fácil, pero no menos doloroso, el proceso de aprendizaje.

Meliza ortiz, coordinadora de la Casa de las Letras Jujuy

Fueron diversos los ejemplos prácticos que ofreció Geirola sobre su experiencia dirigiendo teatro, con estudiantes que no siempre tienen conocimientos previos de teatro, lo que sirvió para asociar los conceptos teóricos de la charla con la vivencia en escena.

Otro aspecto del que habló el ponente y que sirvió  para aclarar conceptos, fue el del lugar y el espacio escénico. Sí puede parecer una perogrullada que un actor no conozca la diferencia, pero nunca sobra la reiteración y mientras el lugar es el espacio físico donde se ensaya o se actúa (un teatro, un cuarto, una calle, un estudio) el espacio es la representación del lugar imaginario que servirá para que se desarrolle el montaje. Uno es corpóreo, el otro es una convención imaginaria y que forma parte del juego que propone la representación.

¿Y por qué es importante el psicoanálisis en el actor y – más aún – en el espectador?

Para Giarola, quien fuera docente de Teatro de la Facultad de Artes de la UNT y en la Universidad de Salta (Orán), los espectáculos construyen un espectador supuesto al que se dirige un montaje, y la interpretación de este punto es lo que hace que el director asuma un rol premeditado para lograr un efecto en ese que los ve, a veces forzando al espectador a ubicarse en un lugar que no es contemplativo, ni cómodo, sino todo lo contrario. Para esto se recurre a la asignación de una «máscara perversa, psicótica o neurótica», que son conceptos de Sigmund Freud y que ayudan a la hora de pensar en las reacciones de nuestros espectadores.

Y ¿cómo entra Lacan y el psicoanálisis en esta ecuación?

Giarola considera que «el psicoanálisis se ha planteado el tema del deseo y el tema del lenguaje. Además hay una teatralidad involucrada en el psicoanálisis, y no sólo por su vocabulario o porque ha tomado del teatro muchos elementos. La historia de Edipo es la más elemental. Ciertos conceptos, como los de transferencia, placer, economía libidinal,  y toda la concepción de la mirada, permiten repensar elementos que se toman como naturales, dados».

El tema del deseo parece el objetivo principal, ya que el mismo psicoanálisis «ha desarrollado una técnica para tratar con el deseo. Y un modo de trabajar con la teoría que tiene la honestidad de reformularse cuando la técnica abre caminos que no estaban previstos. Técnica y teoría se retroalimentan sistemáticamente, y ese me parece un muy buen modelo».

Mucha de la charla del crítico pareció una disertación para psicoanalistas, por las constantes referencias de Sigmund Freud o a Jacques Lacan y su relación con el teatro, pero la charla fue entretenida y despertó la curiosidad de muchos de los aspirantes a actores y noveles directores que preguntaron más sobre el psicoanálisis aplicado al arte escénico, lo que augura nuevos espectáculos llenos de preguntas sin respuesta, o que las encuentren los espectadores que sean entrenados por los grupos de teatro de Jujuy.

El teatro no representa la realidad, nos ofrece una visión que nosotros queremos dar a los otros, es como el hombre que juega ajedrez frente al espejo… ¿Para qué lo hace? ¿Para estar acompañado? ¿Aprender de sus propios errores? O acaso ¿es una forma de jugar con uno mismo, interpretando un papel, que sabemos que al cabo de un tiempo dejaremos de lado, para asumir otro y así sucesivamente durante toda nuestra vida, haciéndonos mejores espectadores de nuestro entorno?, cada uno que lance su respuesta, yo solamente pregunto… Hasta psicoanalista terminé siendo.

Argus-a

Este licenciado en Letras por la UBA y doctorado en Letras en la Arizona State University. Además de profesor en el Whittier College (Los Ángeles), profesor visitante en The Catholic University of America (Washington) y asistente de Investigación y de Enseñanza en The Arizona State University, también aprovechó su visita a Jujuy para presentar – junto a Juana Rodas – su editorial ARGUS-A, con la que edita sus propios libros además de trabajos de otros autores e investigadores.

Entre las investigaciones que presentó en Jujuy esta la serie titulada «Arte y oficio del director teatral en América Latina», que en seis tomos permite conocer el pensamiento de algunos destacados directores de teatro del continente que responden a un mismo cuestionario, lo que permite hacer un repaso de lo que piensan los teatreros en América.

En argus-a.com.ar se encuentran obras de ensayos, reseñas, entrevistas, noticias, teatro latinoamericano. Muchas de estas obras se pueden descargar en PDF y otras se pueden comprar mediante amazon.com. Pero, además, ofrecen la posibilidad de publicar con ellos cualquier material en e-book y también en impreso.

Los contenidos están dirigidos a investigadores, catedráticos, docentes, profesionales y estudiantes relacionados con las Artes y humanidades, como se lee en el tríptico que entregaron durante la conferencia.

El grupo A.D.N. llegó a sus 10 años de fundación y las celebraciones apenas están comenzando. Porque además de la visita de Gustavo Geirola, también organizaron una presentación de la obra «Vivir con Honor, Morir con Gloria», con la actriz Maricruz Díaz Alvear y producción del grupo uruguayo Tatuteatro. Así que en los próximos meses esperamos tener más actividades organizadas por los cumpleañeros, y aunque los regalos no son para ellos, los artistas saben que mientras más espectadores tengan, mejor será lo que hacen… o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Comparte esta publicación


1 comentario

ADN está en “Marcha” y necesita de nuestro apoyo · 25 mayo, 2017 a las 3:18 PM

[…] Adicionalmente, la agrupación  genera actividades que aporten al desarrollo de la actividad teatral, como el caso del Ciclo de Muestras Multidisciplinares “SOLO HAZLO”, las intervenciones callejeras de “INTERVENIME QUE ME GUSTA” o la presencia en Jujuy de diferentes personas a través de talleres, seminarios o conferencias, como el caso de Gustavo Schraier (Gestión de Proyectos Teatrales); Maruja Bustamante (Dramaturgia – Actuación) o Gustavo Geirola (Teatro y espectador) […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *