Esta aventura está en primera persona, siendo el protagonista un clow, un mimo, que debe esperar que llegue el tren en el que viajará a otros destinos, pero mientras llega nos hará partícipes de la magia del movimiento.

Podría parecer un vagabundo que está dormido en su propia maleta, pero solo descansa, mientras llega un nuevo tren, porque ya ha perdido varios y por eso va a necesitar en esta ocasión la ayuda de la gente, principalmente de los niños.

Con la utilización de su cuerpo, más que con textos, Jeremías Alancay nos lleva a vivir momentos de «Risas y Caramelos», en un espectáculo de su autoría, donde el clow muestra la versatilidad de sus movimientos y lleva al público a un mundo de magia y ensueño. esta obra ha recorrido diversos escenarios, como la sala Martín Galán, del Teatro Mitre, en Jujuy, como parte de las actividades del Ciclo de Teatro Infantil y Juvenil Invierno 2015.

En este espectáculo, los niños comparten con el mimo y suben al escenario para ayudarlo en alguna de sus rutinas, donde una maleta es un viaje a la imaginación que permite sacar tesoros que hacen las delicias de los más pequeños.

Pero no olvidemos que este personaje está esperando el tren que lo llevará a otro destino, tal vez para llevar nuevas aventuras, y por eso los niños le avisan que el tren se acerca, aunque él no siempre está preparado – o dispuesto – a dejarnos y emprender su viaje.

«Risas y caramelos» es la ópera prima de Alancay y se nota que en escena hay empatía con el público, principalmente los niños, que no tienen problemas en poner al actor en situaciones que lo hacen improvisar constantemente para satisfacer la curiosidad de los pequeños. Por eso cada vez que veo un mimo y lo que hace en estas situaciones me quito el sombrero y entiendo que ahí hay talento para sortear al público más difícil que hay.

La obra es entretenida, divertida y una vez que culmina los espectadores salen contentos, y los niños se suben al escenario a recibir más caramelos de los que el mimo a lanzado al público durante la representación y mientras él se aleja en el tren, todos salimos siendo un poco más alegres, más humanos, o esa es mi Visión Particular.

Francisco Lizarazo

@visionesp

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *