Rocio Ruiz Chavez“México entró hace más de 25 años a la globalización, primero con el ingreso a la OMC (Organización Mundial del Comercio), luego con la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) y tenemos relaciones comerciales abiertas con casi dos terceras partes del comercio mundial. Esto ha sido grande cuando nos enfrentamos a una normalización globalizada”, manifestó Rocío Ruíz Chávez, Subsecretaria de Competitividad y Normatividad de la Secretaría de Economía, al participar en el Foro Nacional de Normalización que se llevó a cabo en la ciudad de México.

“Esto lo que nos indica, dijo, es que sin duda, México ha sabido insertarse en una economía globalizada, en una competencia internacional, y las normas o el Sistema de Normalización no puede estar ajeno a este proceso”.

“Actualmente tenemos cerca de 800 Normas Oficiales Mexicanas (NOM’s) y más de 4 mil 500 Normas Mexicanas (NMX), tenemos 31 comités técnicos de normalización, 10 organismos nacionales de normalización y 9 dependencias normalizadoras”.

“Todo esto ha hecho que México se meta de lleno a la normalización y que participemos en muchos foros internacionales, por ejemplo el Alto Consejo para la Cooperación Regulatoria de Estados Unidos y Canadá, con lo cual buscamos hacer más eficientes estos organismos regulatorios”.

“Estamos siguiendo precisamente estas buenas prácticas de laboratorio, donde la Entidad Mexicana de Acreditación, EMA, la hemos puesto a trabajar a marchas forzadas precisamente para que cumplamos con las reglas que nos piden nuestros socios de la OECD, cuyas regulaciones, cuyos estándares de confiabilidad en la verificación, en la certificación de una norma son bastante altos, sobre todo para unos productos o ciertos sectores como la industria química”.

“También participamos en la estandarización de la ISO, la Comisión Electrotécnica Internacional, el CODEX alimentario, y esto nos permite estar en el universo de cooperación con el resto del mundo”, explicó.

 “El sistema de normalización tiene un proceso muy completo de democratizar la evaluación de las normas, intervienen todas las secretarías pero también tenemos a los organismos privados, los organismos de tercera parte, certificados o acreditados por EMA, y luego autorizados por la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía.”

“Esta administración se ha preocupado en que nosotros, como gobierno, pero también en que los organismos privados, organismos de normalización o certificación participen en las cámaras, los organismo industriales, y hemos insistido mucho con CONCAMIN que participen en estos foros internacionales porque está la voz de nuestro país, la voz de nuestros productos, para que las características de nuestros productos sean tomadas en cuenta para las normas internacionales”.

“Yo creo que la armonización y estandarización de normas es muy importante para nuestro país.  Si nosotros queremos seguir exportando a varios países, nuestros productos deben cumplir no solo con nuestras normas, sino también con las normas de aquellos mercados, de aquellos países a los que vamos a incursionar”.

Sofía Salinas Ibarra

@sofiasi2010

Comparte esta publicación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *